El mundo de los musgos

Actualizado: 17 nov

Llamamos musgos a las pequeñas plantas que observamos crecer en diversas superficies tales como barrancos, piedras, troncos de los árboles. Sin embargo, a nivel taxonómico, los Musgos junto con las Hepáticas y los Antoceros conforman el grupo vegetal de las Briofitas.

Musgos / Fuente: Universo Zamorano

Se les ha denominado plantas inferiores,

pero preferimos llamarlas las plantas primigenias


ya que en el linaje de las plantas, las hepáticas se consideran los descendientes de los primeros organismos que dieron el salto del agua al ambiente terrestre. Es decir, con las hepáticas comienza la aventura evolutiva de las plantas en tierra firme.



¿Dónde crecen?

Las briofitas necesitan de abundante humedad, por lo que prefieren vivir en zonas húmedas y a la sombra. Son plantas no vasculares, es decir que no tienen ni xilema, ni floema, los vasos conductores que distribuyen el agua y los nutrientes a través de toda la planta.Sin embargo algunos musgos sí cuentan con tejidos vasculares más básicos y sencillos para el transporte interno del agua que recogen. Por la carencia de tejidos leñosos son plantas de pequeño tamaño con coloraciones verdes, pardas o rojizas. Pueden desarrollarse en una gran variedad de hábitats, con altitudes desde el nivel del mar hasta los casi 5.000 metros sobre este. Pese a esto, su zona predilecta es en altitudes entre los 1.900 y los 3.800 metros sobre el nivel del mar, donde los altos niveles de humedad favorecen su desarrollo.




¿Cómo son los musgos?

La parte de la planta que reconocemos habitualmente como musgo es el gametofito, la generación haploide. En el gametofito se desarrollan el anteridio, que es la parte sexual masculina de la planta, o el arquegonio, que es el órgano sexual femenino. Cuando el anteridio se rompe, fecunda el arquegonio, que da paso a la fase diploide del musgo, en que se desarrolla un esporofito. El esporofito tiene aspecto de una pequeña cápsula al final de un tallo que se eleva por encima del manto del musgo, con aspecto de pequeña florecilla. Esta cápsula contiene las esporas, que acabará liberando para que el agua o los medios las transporten hasta otro lugar, donde darán lugar a un protonema, que crecerá formando otro gametofito, volviendo así a la fase predominante haploide.

En el mundo hay alrededor de 9.000 especies de musgos, 7.500 de hepáticas y 250 de antoceros. En Colombia, los briófitos son altamente diverso con1.649 especies: 932 musgos, 704 hepáticas y 13 antoceros.



41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo